jueves, 26 de septiembre de 2013

Una estrellita más en el cielo.



Hoy es un día muy triste para mí.

Mi amiga estaba embarazada de 26 semanas, pero desde la semana 18 le dijeron que su bebé no crecía, que era cuestión de tiempo que la niña muriera y que debían esperar.

Ayer supieron que por fin se había rendido en esta dura batalla, con sólo 400 gramos cuando debía pesar algo más de un kilo.
Dio mucho más de lo que se esperaba, lo intentó, pero era demasiado pequeñita para seguir.

Lo siento mucho amiga, siento no poder estar a tu lado, estar tan lejos y no poder abrazarte y decirte cuánto te quiero. 
Sé que no hay nada que te consuele y mucho menos el decirte que hoy hay un angelito más allí arriba, que te cuidará por siempre, tanto como tú la cuidaste a ella mientras las dos pudisteis.

Un beso enorme princesa... 

2 comentarios:

  1. Con el corazón encogido me has dejado....
    es que la Vida es dura y a veces una tiene que armarse de mucha fuerza para venir..
    que espere la mami un tiempo...
    lo conseguirá !!!

    ánimo

    besos

    y a la estrellita del cielo que brilla tanto, besosssss

    ^^

    ResponderEliminar
  2. Con el corazón encogido me has dejado....
    es que la Vida es dura y a veces una tiene que armarse de mucha fuerza para venir..
    que espere la mami un tiempo...
    lo conseguirá !!!

    ánimo

    besos

    y a la estrellita del cielo que brilla tanto, besosssss

    ^^

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio, prometo pasar por el tuyo.
Un saludo,

Raquel